martes, 26 de febrero de 2013

Variaciones sobre una cinta en un árbol



La mirada me dice
que en lo alto
hay una cinta blanca
enredada en un árbol.
Cuál cinta-dice mi sombra
Fue una nube que al pasar 
dejó su eco
repiqueteando entre las hojas.
******
Una cinta
huérfana de niña
ha quedado atrapada
en un árbol del patio.
Ayer la vi afanosa
arreglando el follaje
en medio de la brisa.
El oficio se impone
pensé entonces
aunque sean tan pocos
los que miran hacia arriba.
******
Hay un trozo de luna
encallado en una rama.
Sube a buscarlo niña
date prisa
No sea que el viento
lo desate en su oleaje
y nos quedemos
tú y yo solos
 sombras de luz
en la noche extrañada.

jueves, 21 de febrero de 2013

Niño


Criatura 
         criança
                       cipote
                                  chigüín
                       chibolo 
            filinho

yangua 
          guri 
                   guagua                              
                                  huache
                                                  chichí 
                                   chamaco
                 zambito.
Chamo 
           chico 
                     cunumí
                                  sute
                                           botija
                                                      sardino
                                                                       pibe                                                           
                                                           pelao 
                                             pilón
                     morrillo
           chicoco
niño.
..............................................
Basado en las maneras de nombrar a un niño en los países latinoamericanos.
Imagne tomada del Blog CLASE ROQUITAS

Cantarola



A orillas del Caribe 
una muchacha duerme.
Su pecho sube y baja, 
las olas van y vienen.
Su melena es refugio 
de arrecifes y perlas
que el viento
desparrama
para jugar con ella.

La arena, el mar, la luna, 
comienzan a soñarla
la niña duerme quieta
la marea la acompaña.
Y tan dulce es el sueño, 
salitre, luz, espuma,
y es tan corta la noche
y es tan blanca la bruma
que al alba el mar le ofrece 
una caja de música
donde atesora el canto 
de las olas nocturnas.

La niña está despierta
la habitan los recuerdos
sueño dulce al arrullo 
de canciones de mar,
el sol se va enredando
en el mástil del día
y bandadas de nubes 
vuelan sobre la sal.

A orillas del Caribe 
una muchacha juega
ramos de caracolas, 
cosquillas de coral.
Las olas le construyen
columpios de algas tiernas
las sirenas le cantan 
desde el fondo del mar.
....................................................................
Ilustración: En el fondo del Mar, Virginia Monteverde

Instrucciones para nombrar un árbol










Escribir la palabra: 
¨                           Á    R    B    O     L
                    decirla
en susurros primero,
como la brisa.

Probar luego a cantarla,

no importa el tono,
con la emoción
del  pájaro que anida.

Reírla después sin prisa,

voz en cuello,
pies que trepan veloces,
verde cima.

Y al final, abrazarla,

cual se abraza
aquella cosa que es
la más querida.

Abrazarla hasta que

floreen las manos
soles de araguaney,
lunas de guamo.

Hasta ¡por fín! sentir

en nuestra vida,
la savia de su vida
circulando.



...............................
Imagen tomada de Piccolini Ilustración

Marina



Para estar conmigo
tendrías que tener
del alisio la libertad y el celo.
Eso le dijo él.
Ella hizo entonces
una caja para atrapar al viento.
Y la llevó a la costa del Atlántico
una tarde nublada de febrero.

Primero lo vio

revolotear de lejos
después usó sus labios
de señuelo
soplando suavecito la canción silenciosa
que aprendió de su abuelo el marinero.
Esa que canta a las olas la luna
para que los hombres vuelvan con buen tiempo.

No pudo el viento resistir tanta dulzura

Y se acercó para robarle un beso.
Ella lo aprisionó con sus brazos molino,
lo empujó a la caja con desmedro.
Cuando ya creía logrado el cometido
sintió en su vientre,
abajo, muy adentro
el temblor invisible que presagia
el inicio de un vuelo.

Y notó que sus manos eran nubes

y que brotes de estrellas
le nacían en el pelo.
Y su cuerpo de a poco
se disolvió en la espuma
y el amoroso mar
la recibió en su seno.

........................................
Imagen: NiñaMar (original en óleo), tomada de: El Espejo Amarillo